jueves, 27 de enero de 2011

Materiales tema 5

Podéis encontrar el esquema del tema 5 en la siguiente dirección: Esquema del tema 5 en pdf 

sábado, 22 de enero de 2011

Alemania: de la unificación a la hegemonía europea (1871-1890)

El nacionalismo alemán se basó en una concepción cultural y étnica (lengua, cultura, tradiciones), fundamentada en una interpretación histórica, para conformar la idea de la existencia de un pueblo alemán. Su pretensión fue construir un estado  que uniese los distintos reinos en que se dividía Alemania (39 en 1815). Este objetivo se cumplió en 1871 bajo la dirección del estado más fuerte: Prusia. Nacía así el II Reich o Imperio, dirigido por Guillermo I.
Esta unificación se produjo mediante la victoria militar de Prusia en dos guerras: contra Austria en 1866 (batalla de Sadowa) y contra Francia en 1870 (anexión de Alsacia y Lorena). La Alemania unida se convirtió en la potencia hegemónica en Europa hasta 1914 y, gracias a la habilidad política de Bismarck, en el árbitro de las relaciones internacionales hasta 1890.


Fuente del mapa: Kalipedia.

domingo, 16 de enero de 2011

Las revoluciones no son cosa del pasado


A veces podemos tener la falsa sensación de que las revoluciones son cosa del pasado o de sociedades atrasadas y lejanas. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. El ejemplo de Túnez nos debe recordar que cualquier sociedad puede sufrir un cambio político rápido y radical. En apenas unos días, uno de los regímenes políticos que se presuponían más estables en el contexto del norte de África, con una economía relativamente desarrollada, ha sido derribado por un movimiento popular que además ha actuado espontáneamente.
Los factores desencadenantes son típicos: una crisis económica que ha provocado un fuerte aumento del paro, una elevación de los precios de los productos básicos, una juventud sin perspectivas ni esperanza y, sobre todo, la permanencia de un régimen político dictatorial y corrupto que es incapaz de ofrecer alguna salida a su población.
No existe en la historia ningún modelo social y político permanente e inamovible. Todo está sujeto al cambio. Las revoluciones políticas son la forma más evidente de cambio y, desde luego, no han pasado a la historia. Es conveniente que os informéis un poco al respecto para ello leed estos artículos en el enlace de Scribd
EL PAÍS 2011 Muñoz

lunes, 10 de enero de 2011

Un nuevo país en África




En esta semana se está celebrando en la región sur de Sudán un referéndum sobre su posible independencia del norte. Aunque los resultados no se conocerán hasta febrero hay muchas posibilidades de estos sean afirmativos.
Estamos ante un claro ejemplo de que los mapas políticos no son inmutables y de que pueden cambiar por muchas razones (acuerdos, tratados, guerras, escisiones, uniones, etc.). La geopolítica es una ciencia en constante movimiento pero también es importante conocer las causas de dichos procesos y cuáles son los intereses que se mueven detrás de los escenarios.
Sudán fue un estado "diseñado" artificialmente por Gran Bretaña y Egipto durante el proceso de descolonización de los años cincuenta. Se trataba de un vasto país que englobaba dos grupos culturales y étnicos muy distintos y además enemigos tradicionales: el norte, poblado por musulmanes y tenedores tradicionales del poder, y el sur, de población negra y cristiana o animista, con ricos recursos energéticos pero dominados por el norte. Esta diversidad se tradujo en un conflicto casi permanente entre ambas regiones (que ha costado unos dos millones de víctimas) y que se resolvió en 2005 mediante un acuerdo que garantizaba la autonomía del sur y la posterior celebración de un referéndum, que es el que ahora se está realizando.
Para acceder a más información haz click sobre la imagen y podrás leer el artículo del diario EL PAÍS.