sábado, 27 de julio de 2013

Conmemoraciones e historia: Cuba y Corea del Norte

Se celebran, en este año, dos aniversarios que están muy relacionados con la fenecida Guerra Fría.   La coincidencia ha querido que estos acontecimientos, ocurridos a enorme distancia y por causas también distintas, hayan quedado vinculados tanto por la cronología como por su significado histórico.
En Cuba se conmemoró el pasado 26 de julio el sesenta aniversario del asalto a los cuarteles de Moncada y Carlos Manuel de Céspedes por revolucionarios cubanos, liderados por Fidel Castro. Este hecho supuso el punto de partida de la revolución cubana, enfrascada primero en su lucha contra el dictador Fulgencio Batista y después con los Estados Unidos.

video

Fuente: YouTube. MultimedioTV.

Para conmemorar este asalto se reunieron ayer en Santiago de Cuba diversos presidentes latinoamericanos. Entre ellos estuvo el presidente uruguayo José Mújica, quien valoró la revolución de la siguiente manera:

Permítanme por el alma de un veterano que está lleno de recuerdos, han pasado muchas décadas, han sido porfiadas décadas de lucha por la dignidad del pueblo cubano y con su suerte la de muchos luchadores, algunos de los cuales ni los nombres recordamos, que quedaron en los socavones, en los dolores de América, en las selvas y sus montañas, porque los cambios sociales no tienen un laboratorio donde se pueda experimentar en frío.
Los cambios sociales son la experimentación directa en la lucha con los pueblos, y los hombres y las mujeres caminamos intentando encontrar caminos y recreando y aprendiendo de nosotros mismos, del camino, del dolor, de los fracasos, de volverse a levantar, de mil veces empezar de nuevo porque, sencillamente, los cambios sociales no están a la vuelta de la esquina, no están al alcance de la mano, en lo inmediato son una larga construcción colectiva de esfuerzo, de trabajo, de errores, de aciertos, de compromisos, de sacrificios. Siempre ha sido así, lo imposible parece que cuesta un poco más, por eso, en el fondo no hay derrota, solo sufren la derrota aquellos que dejan de luchar .
Entonces, esta Revolución que fundamentalmente ha sido la Revolución de la dignidad, de la autoestima para los latinoamericanos, nos sembró de sueños, nos llenamos de Quijotes. Seguramente que soñamos que en 15 o 20 años era posible crear una sociedad totalmente distinta y chocamos con la historia; los cambios materiales son más fáciles que los cambios culturales. Los cambios culturales son, en definitiva, el verdadero cemento de la historia y son una siembra muy lenta de generación en generación.

Fuente: Archivo fotográfico de Prensa Latina.

La segunda de las conmemoraciones hace referencia a la celebración del 60 aniversario de la firma del armisticio que puso fin a la guerra de Corea en 1953. Y hablamos de armisticio y no de tratado de paz porque todavía no se ha firmado ninguno, sesenta años después.
Mientras que en Corea del Sur las celebraciones han sido mucho más discretas y comedidas, en Corea del Norte ha tenido lugar una enorme demostración festiva que ha servido, no podía ser de otra manera, para fortalecer el culto a la personalidad de su líder Kim Jong-un. Todo ello con una escenografía típicamente totalitaria.

video
Fuente: BBC.

Así pues, todavía perduran las secuelas de la Guerra Fría y del enfrentamiento entre el bloque comunista y el bloque capitalista. Muchas de las noticias actuales sólo se pueden explicar recurriendo a la historia.